¿Realmente protege los datos navegar por HTTPS?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Mantener la privacidad al navegar por la red es un factor muy importante. Son muchas las técnicas que pueden utilizar para robar información de los usuarios, usar los datos para incluirlos en campañas de Spam o incluso venderlos a terceros. Sin embargo también hay métodos y programas que podemos usar para mejorar la seguridad. En este artículo vamos a explicar cómo funciona HTTPS y si realmente puede ayudar a evitar que nuestros datos se filtren.

HTTPS, un protocolo para mejorar la privacidad

Cuando entramos en una página web podemos encontrarnos con sitios que son HTTP y, cada vez más, HTTPS. Es un protocolo que sirve para mejorar la privacidad de los usuarios al navegar y evitar que la información pueda filtrarse.
Básicamente lo que hace es cifrar la información que se envía y recibe entre el navegador (el dispositivo del usuario) y la página de destino. De esta forma lograremos transacciones seguras, algo que ayudará a preservar los datos personales y evitar que un atacante pueda recopilarla.
Por tanto, HTTPS se considera muy importante para proteger nuestros datos al navegar. Pero, ¿Realmente es así? ¿Estamos completamente seguros en la red al usar este protocolo o incluso así podríamos tener problemas?
Si pensamos en una comunicación HTTP, en el envío de datos a través de un sitio sin cifrar, esa información puede ser interceptada. Los ataques Man-in-the-Middle consisten básicamente en esto, en recopilar esa información y poder robar datos de los usuarios como las credenciales, contraseñas, etc.
Gracias al HTTPS eso lo podríamos evitar. Un sitio protegido, con cifrado SSL, va a ayudar a proteger nuestra privacidad. Incluso si los datos son robados, estarán cifrados y sería muy difícil poder leerlos sin una clave de descifrado.
Ahora bien, un sitio HTTPS por sí mismo no es seguro. Podríamos seguir sufriendo muchos tipos de ataques, descarga de malware y problemas que afecten a nuestra privacidad.

Una página HTTPS puede ser insegura

Hemos visto que HTTPS es un protocolo muy útil para mejorar la privacidad y cifrar la información que enviamos al navegar. En ese sentido sí vamos a obtener una mejor importante y reduciremos el riesgo de sufrir problemas. Sin embargo esto no significa que esa página vaya a ser segura. Ya vimos la seguridad al navegar en redes Wi-Fi públicas por HTTPS.
Los piratas informáticos podrían usar un sitio web HTTPS para colar enlaces a páginas HTTP, descargas de archivos maliciosos, sitios de Phishing… Por ello, es importante siempre mantener el sentido común y preservar la seguridad al navegar, sin importar si estamos o no accediendo a un sitio cifrado.
Precisamente en los últimos tiempos han aumentado las páginas web HTTPS que son inseguras. Los ciberdelincuentes se aprovechan de la mayor confianza que da un sitio de este tipo para colar enlaces de descarga de software malicioso y llevar a cabo otros ataques.
Por tanto, pese a entrar en páginas cifradas debemos mantener siempre la seguridad. Es conveniente observar bien la URL, las páginas donde vamos a iniciar sesión, contar con herramientas de seguridad, mantener los equipos actualizados y, lo más importante, el sentido común. Es esencial no cometer errores que puedan ser aprovechados por los piratas informáticos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *