Las ventajas de realizar ejercicios de ciberseguridad en tu empresa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Mantener los datos confidenciales de una organización seguros es una tarea compleja, incluso teniendo un buen presupuesto. La mayoría de las organizaciones comprenden la necesidad de construir defensas y desarrollar políticas para reducir el riesgo de un ciberataque exitoso. No obstante, un problema importante es que muchas empresas no prueban rigurosamente esas defensas. En este artículo vamos a mostrar los beneficios de ejecutar ejercicios de ciberseguridad en las empresas.
Recientemente organizaciones importantes como Nintendo, Twitter, Marriott y Zoom han sufrido violaciones de datos. Esta situación nos muestra que nadie está a salvo de los ciberdelincuentes ni incluso los que cuentan con recursos más importantes.

Los beneficios de realizar ejercicios de ciberseguridad

Sin duda alguna, una de las mejores formas de determinar las fortalezas y debilidades de una empresa es ejecutando simulacros de seguridad con regularidad.
Los ejercicios de ciberseguridad son simulaciones útiles de escenarios de ciberataques específicos que permiten a las empresas obtener información vital sobre su respuesta ante un ataque. Mediante pruebas breves y básicas, o ataques complejos más o menos sostenidos en el tiempo, pueden proporcionar una forma de comprobar que su estrategia defensiva es eficaz. También es una manera de descubrir las vulnerabilidades que necesitan una rápida solución.
Aunque se trata de una cosa relevante que hay que hacer, el 74% de los participantes en la ISF Benchmark comentaron que no sometían a sus sistemas críticos en desarrollo a simulaciones o ejercicios de ciberataques. Presumiblemente, esto se debe a que los ejercicios de ciberseguridad los vemos como lentos y costosos de realizar. No obstante, si los planificamos adecuadamente, no tiene por qué haber problemas. A continuación, vamos a indicar los puntos donde poder enfocar esos ejercicios de ciberseguridad.

La identificación de fortalezas, mejora de respuesta y capacitación del personal

Además de descubrir debilidades durante los ejercicios de ciberseguridad, también es importante saber qué funciona bien en nuestra empresa. Esas fortalezas se pueden emular en otros lugares, y los empleados eficaces pueden ayudar a capacitar a otros trabajadores. Gracias a esta clase de ejercicios, nos brinda la oportunidad de mejorar nuestra respuesta ante un ataque. Puede respaldar nuestra estrategia o señalar que necesitamos un plan nuevo. En cualquier caso, ya sea mejorando nuestra estrategia actual, o creando una nueva, ganaremos en seguridad.
La capacitación de los empleados utilizando ejercicios de ciberseguridad les brindan la experiencia práctica necesaria para lidiar con un ataque. Así, pueden enseñar a los trabajadores sobre la forma correcta de responder ante un incidente.

Costes, necesidades externas y expectativas

En el momento que nos preparamos para un ataque, se realizan muchas suposiciones y estimaciones sobre qué recursos se requieren y cuánto tiempo necesitaremos para reanudar las operaciones con normalidad. Los ejercicios de ciberseguridad presentan una imagen más clara de los costes y los plazos involucrados para cualquier justificación financiera que pueda ser necesaria.
Por otra parte, aunque la empresa sea muy importante, no es realista mantener un equipo capaz de manejar cualquier escenario de ataque sin asistencia externa. Debemos determinar cuándo necesitaremos ayuda externa, su coste y la rapidez con la que podemos obtenerla. Además, hay que establecer expectativas sobre la rapidez con la que se deben manejar los diferentes aspectos de un ataque. A parte de esto, con los datos recopilados cuando finalice el ataque deben tenerse en cuenta para la elaboración de la estrategia futura.

Debilidades, la actualización de políticas, la búsqueda de amenazas

En el caso de que haya fallos de seguridad en nuestra red o en los controles de seguridad, gracias a los ejercicios de ciberseguridad podremos descubrirlos. De este modo, gracias a la identificación de debilidades podremos elaborar planes de remediación y actuar de inmediato para estar seguros lo antes posible. Además, tenemos que actualizar nuestras políticas para que sean más efectivas. Así, estableciendo buenas políticas de respuesta a incidentes, reduciremos drásticamente el daño potencial que pueda causar un ciberataque.
También debemos revisar el coste potencial de incumplir los requisitos legales, reglamentarios o contractuales, aunque sea de manera involuntaria. Mediante la realización de ejercicios de ciberseguridad, podemos ayudar a descubrir áreas de incumplimiento dándonos la oportunidad de corregirlos. Por otro lado, hay que aumentar el conocimiento sobre las amenazas. Tanto la junta directiva como los empleados deben conocer la naturaleza de los ciberataques, ya que las amenazas pueden ser catastróficas para la empresa. Si no se reconocen los riesgos, luego cuando sucede algo el problema es mucho mayor.
Para finalizar, gracias a la práctica de ejercicios de ciberseguridad se consigue mejorar, debemos aceptar que los ensayos cumplen una función importante en la preparación de la defensa.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *